jueves, 13 de abril de 2017

Blog Tour #EstherSanzEnArgentina: Entrevista exclusiva a la autora de "Si el amor es una isla"

¡Buenas gente..! En la entrada anterior publiqué el concurso que corresponde al Blog Tour de Esther Sanz, celebrando que en poco tiempo la autora visitará el país y se presentará el 29 de Abril, a las 15 hs, en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires (con posterior firma en el stand 1617 de V&R Editoras en el Pabellón Amarillo) ¡Qué alegría y qué emoción poder conocer a esta autora que tengo el agrado de decir que es mi favorita! ♥
Hoy les traigo la Tercera parada del Blog Tour #EstherSanzEnArgentina!! Pueden leer la segunda parte de esta entrevista a la autora en el blog de Celes: Un viaje en papel.


- El triángulo amoroso de la novela es de lo más peculiar, ¿Fue difícil desarrollarlo? 
¡Fue divertido! Sé que muchos lectores están ya algo hartos de los triángulos amorosos… pero a mí me encantan. Por eso en esta novela intenté que, al menos, fuera diferente y peculiar; algo así como un juego.

..No podría estar más contenta de presentar la respuesta a la siguiente pregunta, que es mega interesante, ya que soy muy fan de este tipo de escenas (recuerden que me encanta el New Adult, jaja) y siento que en el género juvenil se dejan mucho de lado..
- Si el amor es una isla es un libro juvenil, aunque tiene algunas escenas candentes. Los capítulos “Feliz cumpleaños” y “Dos de corazones” dan prueba de ello y son excelentes, dignos de suspiros: tu pluma es majestuosa, no contiene vulgaridad, y la escritura es delicada y cuidada. Pero sobre todo, los recursos utilizados son increíbles e innovadores, al igual que un As bajo la manga… ¿Qué es fundamental para vos a la hora de describir este tipo de escenas? ¿Qué es lo que más cuidas y destacas?
¡Muchas gracias por sus palabras! Me hace muy feliz que me lo digan porque es justo lo que pretendo cuando escribo esas escenas. Creo que el sexo forma parte de la vida de los jóvenes; está ahí, es algo natural, se habla de ello… y no hay razón para obviarlo o tratarlo de forma vulgar, si la historia lo requiere. ¡Es algo bello! Y creo que merece ser descrito de igual forma que cualquier otra escena. Con eso no estoy diciendo que todo sea maravilloso; Luisa explica que tuvo una primera experiencia decepcionante, pero incluso eso está bien poder explicarlo con normalidad. Luisa, además, es una persona curiosa, que está entrando en el mundo de los adultos. Ha tenido que tomar decisiones maduras, como dejar la universidad y aceptar ese empleo para ayudar a su padre. El sexo forma parte de su maduración, de su viaje iniciático y de su necesidad de saciar la curiosidad que la mueve.
Para mí, lo fundamental a la hora de escribir esas escenas es que estén justificadas dentro de la historia, y que el lector desee saber qué ocurre entre los personajes en esos momentos, cómo viven esa intimidad…
Lo que más cuido es quizá la forma, las palabras. Trato de ser explícita y precisa,  sin que ninguna palabra sea disonante. Se trata de crear un momento bello, que seduzca al lector, aunque estemos describiendo algo subido de tono; y para eso es importante ser delicada y cuidar el estilo o la poesía de esa situación.

- Para la construcción de la historia, ¿te basaste en algún hecho de tu vida o algo que te habría gustado vivenciar? ¿Cómo se entremezcla esto con el utilizar leyendas a la hora de formar la estructura de la historia?
En la construcción de la trama me basé, como punto de partida, en la experiencia real de una amiga de mi hermana mayor. Cuando ocurrió, ella tenía la edad de Luisa. Esta chica aceptó un empleo en un hotel de Gran Bretaña, en un pueblo al que solo se podía acceder en coche. De esto hace más de veinte años y no recuerdo todos los detalles ni el nombre del lugar. Pero, cuando volvió, nos explicó que lo había pasado muy mal, que le habían hecho trabajar muy duro y que la alimentaban a base de pan y mantequilla caducada… A pesar de eso, no dejó el empleo porque necesitaba el dinero para pagarse el siguiente año de universidad. No sé si la amiga de mi hermana exageró o nos contó la verdad, pero aquella historia me impresionó mucho.
El hecho de mezclar realidad y ficción creo que forma parte ya de mi estilo como escritora. Las leyendas o los cuentos me ayudan a explicar la misma historia desde otro ángulo más poético.

- A la hora de escribir “Si el amor es una isla” ¿tenías tu propia playlist para centralizarte en ciertas escenas y personajes?
No fue algo premeditado. No busqué la música para inspirarme, pero curiosamente fue llegando a mí de una manera u otra. La primera vez que escuché Jardin d’hiver de Henri Salvador, por ejemplo, estaba escribiendo la escena del diván en una cafetería y el mundo se detuvo en ese instante. Pensé que era la canción idónea. Y lo mismo ocurrió con Hey Ho, de The Lumineers en la fiesta de Halloween.
El álbum de Enya, Dark Sky Island, es posterior a la publicación de Si el amor es una isla y, lógicamente, no pude inspirarme en sus canciones, pero es un disco ideal para acompañar la lectura de la novela. Enya asegura que su principal fuente de inspiración a la hora de componerlo fue el cielo de Sark. 
La próxima parada es el 19/04 en el blog Sólo déjate llevar. Recuerden que tenemos un CONCURSO ACTIVO por dos combos del libro Si el amor es una isla + entrada a la FIL para conocer a la autora! :)

Hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario